sábado, 17 de noviembre de 2007

Diario de un anónimo.

El domingo pasado decidí hacer algunos cambios en mi cuarto, darle algo más de color y organizar bien los tiliches que tengo. Primero me dispuse a sacar todo; cajas, tocador, cama, tele… en fin, todo. Y una vez despejado el cuarto, ahora sí a la barrida y trapeada.

Y ahí estaba yo barriendo donde minutos antes se encontraba la cama, cuando noté algo raro. Dos pisos estaban sueltos, casi en la esquina del cuarto, justo en el lugar que correspondía a mi cama. Me acerqué, retiré uno de ellos y cuál fue mi sorpresa al ver que bajo este se encontraba un viejo libro, algo empolvado y amarillento.

La curiosidad me invadía. Le eché un vistazo rápido a su contenido y me di cuenta que mi primera impresión había sido errónea, no era un libro, era un diario. Pero no veía el nombre del dueño por ningún lado…

…………………………………………………….
Viernes 16 de Noviembre

De nuevo es viernes, últimamente el tiempo ha pasado demasiado rápido, al fin tengo algo de tranquilidad en mi vida…

El recuerdo de ella ya no vaga más por mi mente, ahora tengo nuevos recuerdos.

Hace poco conocí a alguien, Nadia, 23 años, maestra de una primaria, delgada, muy simpática. Estuve saliendo con ella por un tiempo, pero conforme las citas pasaban me di cuenta que no encajábamos, había algo en ella que no me llenaba, y sin embargo seguí saliendo con ella…

El domingo pasado le pedí que habláramos, le dije que en este momento no tengo tiempo para una novia y tuve que aplicar la famosísima fase: No eres tú, soy yo.

La verdad es que no podía decirle simplemente que no había suficiente química entre nosotros.

Mis días son algo ajetreados, me levanto alrededor de las 4:00 a.m. para ir al trabajo, generalmente no alcanzo a desayunar, así que para las 12 ya estoy muriéndome de hambre. Mi día laboral termina como a las 4:00 p.m. A veces incluso más tarde.

A las 6:00 p.m. tomo un curso de inglés en un reconocido lugar de mi localidad, no tengo mucho que asisto ahí, pero me gusta mucho el ambiente. El primer día que fui noté que todos los maestros son muy jóvenes, algunos más que yo. Y de entre todos ellos, noté a una niña muy bonita, pelo negro y lacio, tez blanca y personalidad muy alegre. Sólo la vi, no pasó a más.

Conforme pasaban los días más me gustaba esta niña, sin embargo no me atrevía a hablarle, desde la prepa que una mujer no me ponía tan nervioso como lo hace ella.

Me fui haciendo amigo de mi teacher y poco a poco le iba sacando más información de Nohemí, al fin sé su nombre. También sé que odia el café y le encanta ir al cine, algo que me parece excelente. Pero lo mejor de todo, no tiene novio.

Hoy viernes fue el cierre del nivel cuatro, se suponía que iba a haber un convivio, así que pensé que era la oportunidad perfecta para presentarme. Por desgracia, no fue mucha la gente que asistió a clases, así que no hubo convivio.

Una vez inscrito en el nivel 5, me fui a sentar en las escaleras, fuera del lugar. Me puse a platicar con unas amigas mientras veía la forma de hablarle a Nohemí, pero pasaba el tiempo y yo nomás no me animaba.

Tenía ya media hora que estaba solo, mis amigas se habían ido y yo aún no me armaba de valor. Ella estaba platicando con la recepcionista del lugar.

Dieron las 8:30 y decidí irme, pero camino a mi carro, se me ocurrió una idea. Tomé un cuaderno y un lapicero, y empecé a escribirle una semi carta a Nohemí, le dije que me disculpara el tener que recurrir a ese medio, pero que era algo tímido, no tanto, pero con ella mucho.

También le dije que me gustaría mucho conocerla, que sabía que no tenía novio, pero aún así esperaba no le incomodara mi atrevimiento. Entre eso y otras cosas, le dejé mi teléfono, por si algún día quería compañía para ir al cine o algo.

Regresé corriendo y la encontré aún en la recepción, la saludé y le pedí que me regalara cinco segundos. Le entregué la “carta” y le pedí de favor que no la tirara, me despedí y salí apresuradamente, ella sólo sonrió.

En este momento son las 11:00 p.m., hace cinco minutos recibí un mensaje: Hola! Soy Nohemí, este es mi cel. Mañana salgo a las 2 del trabajo, si quieres me llamas para salir.

Estoy muy emocionado! Aunque también muy nervioso, diablos! Mañana va a ser un gran día. Ya escribiré al respecto…

(8) And if you have a minute why don't we go
Talk about it somewhere only we know?
This could be the end of everything
So why don't we go
Somewhere only we know? (8)

Somewhere only we know- Keane

martes, 6 de noviembre de 2007

Hace poco tuve un sueño…

Bueno, no fue un sueño, mejor dicho fue una pesadilla. Soñé que iba en mi carro camino al trabajo. Todos los días recorro 25 km de carretera para llegar a la planta. Hay algunas curvas, no muy cerradas, pero el camino siempre está lleno de trailers y gente conduciendo como locos para llegar temprano (me apunto entre ellos).

Sonaba This Bitter Pill en mi estéreo (es la que pongo de alarma en mi cel, así que supongo por eso estaba en mi sueño) y no sé por qué motivo, pero me sentía muy angustiado. En eso me truena una llanta y mi carro termina invadiendo el carril contrario, un trailer venía hacia mí. Vi todo en cámara lenta, veía como las luces de este se acercaban y yo trataba de retomar el control de mi auto. No pude.

En eso desperté.

Algo tonto, pero este sueño me dejó pensando mucho. Y si se hiciera realidad? Y si muriera ahora? Definitivamente no estoy listo para morir. No he dejado huella alguna en este mundo.

Así que me puse a meditar sobre mi vida. Qué quiero de ella, que me gustaría hacer, sueños que quiero cumplir, etc.

Estoy leyendo un libro, últimamente he retomado el hábito por la lectura que perdí hace mucho tiempo. El libro se llama Siga sus sueños y el autor es Conway Stone, un conferencista motivacional que ha recorrido el mundo tratando de hacer ver a la gente que en algún momento de nuestra vida dejamos de luchar por lo que queremos y hacemos lo que la sociedad nos dicta.

Y estoy completamente de acuerdo con él. Muchas veces hacemos a un lado lo que en verdad anhelamos y ponemos mil pretextos tontos para no luchar por ello. Barreras que nosotros mismos construimos.

Ayer subí a mi azotea y me puse a pensar, me gusta la vista desde ese lugar. Hice una pequeña lista mental de qué quiero hacer en esta vida antes de pasar a la siguiente. Aún está en construcción, pero estas son algunas cosas que quiero lograr, algunas son tontas, pero a final de cuentas son sueños que me gustaría cumplir:

Escribir un libro.

Esto es definitivamente algo que tengo que hacer antes de morir, y sé que no soy una persona muy interesante, pero he cometido muchos errores en esta vida y he aprendido de ellos, y sé que habrá alguien que podrá hacerlo también. Además sé maquillar mis experiencias para que parezcan novelita.

Hablar frente a más de más de 300 personas.

Cuando estaba en primaria elaboré y di un discurso para un concurso acerca de la ecología en la plaza principal de la ciudad. Ya en secundaria fui el maestro de ceremonias en la graduación de mi hermana y alguna que otra ocasión declamé en eventos que organizaba un profesor mío.

Soy pésimo hablando en público. Me pongo muy nervioso y no poseo una voz muy grave que digamos. Pero por lo mismo me gustaba hacerlo, era un reto personal muy grande. Y siempre quedaba con un buen sabor de boca.

Conocer Europa.

Sí, me gustaría mucho conocer Estados Unidos, pero mi sueño siempre ha sido ir a Europa. Me gusta el ambiente que se ve en las películas, la arquitectura, la gente. Londres será la primera ciudad que visite.

Dominar el inglés y aprender algo de japonés y alemán.

Esto definitivamente es una necesidad, además de que añadiría puntos a mi CV :P

Aprender a bailar.

Otra gran necesidad. Y no es tanto el gusto por el baile, es más por divertir a mi acompañante.

Tener sexo con una japonesa.

Siento especial atracción por las japonesitas, tienen un no sé qué - que qué sé yo que me fascina. Una argentina también se acepta, siempre y cuando no hable. Por cierto, la irlandesa que sale en Heroes también está muy tentadora :P

Fumar marihuana.

No adquirir el vicio, sólo un cigarrito. Simple curiosidad.

Tengo otros en mente, algunos muy importantes, pero ya me dio sueño. Hoy fue un día muy ajetreado.

Por el momento me retiro…

.....................................................................

Nota: En la mañana chequé las llantas de mi carro, ya me hacen falta unas nuevas. Espero cambiarlas pronto, no vaya a pasarme lo que en mi sueño.

.....................................................................

(8) It's not what it seems. Not what you think. No, I must be dreaming. It's only in my mind. Not in real life. No, I must be dreaming (8)

I must be dreaming - Evanescence