jueves, 1 de mayo de 2008

¿Cuál es la respuesta?

Es envidiable ver a las parejas caminar por la plaza derramando miel, sobretodo cuando no tienes a alguien a tu lado. Pero… esta no era su situación, él tenía a alguien, sin embargo no era feliz. No puedes ser feliz cuando tu pareja no es feliz.

Se conocieron bajo circunstancias un poco divertidas, mucho, para mi gusto; de esas historias que puedes contar una y otra vez. Y se enamoraron, aún a sabiendas de que no duraría. ¿Qué los mantenía juntos entonces? Esperanza.

Crecieron con ideales encaminados a diferentes direcciones y la vida se encargó de unirlos en algún punto, quizá demasiado pronto, quizá demasiado tarde. Toda persona que llega a tocar tu corazón de alguna manera, deja un aprendizaje en este. Ella le había enseñado mucho, él aun trata de comprender cuán grande fue el aprendizaje.

Muchas veces recurrió a mí tratando de encontrar una respuesta, cuando en realidad sentía que mis palabras ni siquiera escuchadas eran.

- ¡No seas tonto! - le gritaba tratando de hacerlo entender.

Él es muy necio, creyó que podía estar con ella por siempre aún cuando no se estaba mostrando tal cual es.

- Es que mira – me decía, tratando de mostrar su punto de vista. – Ella no quiere a alguien que posea ciertos hábitos que yo acarreo desde hace tiempo. ¡Pero no puedo dejarlos! – exclamaba mostrando algo de desesperación en sus palabras.

- ¿Y lo has intentado siquiera? – dije entonces. – Si tanto quieres estar con ella, ¿por qué no empiezas por dejar esos hábitos de los que hablas? -

- No es sólo eso, ¿sabes? Lo peor es que no puedo creer lo que ella cree. No quiero hacerlo – señaló.

Dos maneras de pensar tan diferentes, que era algo difícil de creer que pudieran estar juntos. Pero bastaba verlos caminar por alguna plaza tomados de la mano para entenderlo. Disfrutaban de su compañía, derramaban miel. Estaban enamorados.

Pero es difícil mantener una relación cuando no se puede hablar con libertad de cualquier tópico sin temor a que tu pareja se moleste, eso les pasaba a ellos. Eran felices, siempre y cuando no hablaran de ciertas cosas.

- Esperanza. – continuó. – Quizá en el fondo los dos tenemos la esperanza de encaminar al otro en nuestra dirección. O de ser felices aún con nuestras diferencias… -

Y lo fueron, por algún tiempo lo fueron. Pero el tiempo hizo mella en su amor, algo que se predecía, pero ellos no querían ver. Pérdida de objetividad, dirían algunos; amor, dirían otros.

Es envidiable ver a las parejas caminar por la plaza derramando miel. Pero… esta no era su situación, él tenía a alguien, sin embargo no era feliz. No puedes ser feliz cuando tu pareja no es feliz. Cuando no puedes darle lo que ella quiere.

Es entonces cuando dejarla ir y luchar por lo que quiere para ser feliz, responde la pregunta…

(8) Quisiera volver en el tiempo tan sólo un instante, y mirarte. Quisiera volver en el tiempo, al tiempo en que fui feliz… (8)

Tan sólo un instante - Enanitos Verdes.

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

6 Comments:

Blogger Vicky dijo...

Que bueno que te animaste a volver a escribir, sabes que lo hace bien, (8)que tengas suertecita(8)

2 de mayo de 2008, 11:34  
Blogger PoNyErY dijo...

Mira que paso diario por aqui y con que sorpresota me encontre!!!! espero que no dejes de escribir!!! se te extraña!
Besos de esos que curan el alma!

6 de mayo de 2008, 07:46  
Blogger drama.queen dijo...

aaay, marco
ojalá actualices más seguido, en verdad me gusta leerte :)

6 de mayo de 2008, 21:04  
Blogger J. Rangel dijo...

Pues dile al vato ese que pues así pasa cuando sucede, la situación era delicada y que pues yo por eso digo "cruz cruz, que venga el diablo y se vaya jesús".

6 de mayo de 2008, 22:28  
Blogger Orizschna dijo...

senti bonito y feo a la vez.
excelente post.
saludos....regresa pronto

15 de mayo de 2008, 18:35  
Blogger **"""AlEjAnDrA"""*** dijo...

Que bueno que te animaste a escribir, aqui solo nos escuchamos (leemos).

Saludos!

26 de mayo de 2008, 15:36  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home